Programación de ritmos circadianos de calamares por bacterias que viven dentro de ellos.

Posted on Actualizado enn

Euprymna scolopes. (Foto: Margaret McFall-Ngai)
Euprymna scolopes. (Foto: Margaret McFall-Ngai)
Ciertos simbiontes bacterianos luminiscentes que viven dentro de los calamares de la especie Euprymna scolopes usan luz y señales químicas para controlar ritmos de tipo circadiano en esos animales en los que habitan, de acuerdo con los sorprendentes resultados de un estudio, presentados públicamente por medio de la revista académica mBio, de la ASM (Sociedad Estadounidense de Microbiología), una organización fundada en 1899 y que cuenta con unos 40.000 socios, de dentro y fuera de Estados Unidos.

El calamar Euprymna scolopes aloja una colonia de bacterias Vibrio fischeri en su órgano emisor de luz, usando las bacterias por la noche como un camuflaje anti-depredador mientras se aventura a ir de caza. Probando con simbiontes V. fischeri defectuosos que carecen de la capacidad de producir luz, así como con calamares que carecen de simbiontes, el equipo de Margaret McFall-Ngai de la Universidad de Wisconsin-Madison, ha comprobado que, además de actuar a modo de linterna, las bacterias V. fischeri también controlan cuándo el calamar expresa un gen que sincroniza los ritmos circadianos de esos animales.

Hasta donde sabe el equipo de investigación, ésta es la primera vez que se documenta científicamente un caso de bacterias sincronizando los ritmos circadianos de los tejidos vivos en los que habitan.

Tal como razona McFall-Ngai, si hay bacterias capaces de sincronizar ritmos circadianos en algunos animales, es razonable pensar que se descubrirán más casos en el futuro. Es posible, por ejemplo, que nuestros microbios útiles del intestino humano puedan influir en los ritmos circadianos de los seres humanos mediante la señalización química.

En la investigación también han trabajado Elizabeth A. C. Heath-Heckman y Suzanne M. Peyer, ambas de la Universidad de Wisconsin-Madison, Cheryl A. Whistler de la Universidad de New Hampshire en Durham, Michael A. Apicella de la Universidad de Iowa, y William E. Goldman de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, todas estas instituciones en Estados Unidos.

Fuente Bibliográfica: “Bacterial Bioluminescence Regulates Expression of a Host Cryptochrome Gene in the Squid-Vibrio Symbiosis” Elizabeth A. C. Heath-Heckman, Suzanne M. Peyer, Cheryl A. Whistler. American Society for Microbiology.

Descargue la publicación completa en formato PDF desde mi blog (Necesita Acrobat Reader instalado en su ordenador)

Fuentes: American Society for Microbiology / NCYT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s