Cromosoma Y

El cromosoma Adán y la Eva mitocondrial aparecieron en la Tierra en fechas similares.

Posted on

¿Qué sexo humano apareció primero, el femenino o el masculino? Hasta ahora, diversos estudios indicaban que el ancestro femenino común más reciente de Homo sapiens —la ‘Eva’ mitocondrial— surgió en el planeta mucho antes que el cromosoma Y ‘Adán’. Dos nuevos trabajos llegan a la conclusión de que el cromosoma Y humano surgió hace entre 120.000 y 156.000 años, en un tiempo cercano al femenino, de hace entre 99.000 y 148.000 años.
¿Qué sexo humano apareció primero, el femenino o el masculino? Hasta ahora, diversos estudios indicaban que el ancestro femenino común más reciente de Homo sapiens —la ‘Eva’ mitocondrial— surgió en el planeta mucho antes que el cromosoma Y ‘Adán’. Dos nuevos trabajos llegan a la conclusión de que el cromosoma Y humano surgió hace entre 120.000 y 156.000 años, en un tiempo cercano al femenino, de hace entre 99.000 y 148.000 años.
Los sexos modernos aparecieron más o menos solapados, según dos estudios que publicada la revista Science. Sus resultados proveen además un análisis más profundo sobre cómo las poblaciones humanas se dispersaron y evolucionaron alrededor del mundo. El cromosoma Y es específico de los varones, y su ADN puede rastrearse fácilmente a través de linajes masculinos. Por su parte, el ADN mitocondrial se hereda solo de la madre y se puede utilizar para trazar los linajes femeninos. En el primero de los dos trabajos se secuenciaron los genomas de 69 varones de nueve poblaciones distintas alrededor del mundo, documentando miles de mutaciones que han influenciado el cromosoma Y a lo largo del tiempo. “Hemos creado un mapa muy detallado de la secuenciación del cromosoma Y humano empleando la tecnología actual. Este mapa nos permite catalogar rápidamente la variación genética humana de los hombres de la muestra en todo el mundo”, explica Carlos Bustamante, de la Universidad de Stanford (EEUU) y coautor de una de las investigaciones. Sus hallazgos muestran que el ancestro común más reciente con un cromosoma Y –también conocido como MRCA masculino– apareció en el planeta hace entre 120.000 y 156.000 años. Las estimaciones anteriores para este MRCA variaban entre 50.000 y 115.000 años atrás. Leer el resto de esta entrada »

La diversidad genética refleja el paso de las civilizaciones en Afganistán.

Posted on Actualizado enn

Hombres de la etnia Pashtun. Imagen: Keith Stanski

David Comas y Jaume Bertranpetit, investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE), son los coordinadores europeos del proyecto Genographic en el que se han estudiado por primera vez las trazas genéticas de individuos que pertenecen a cuatro etnias actualmente presentes en el territorio afgano, concretamente los Hazara, Pashtun, Tayik y Uzbeko, a través de cincuenta y dos marcadores y diecinueve secuencias repetitivas no recombinantes de su cromosoma Y.
Leer el resto de esta entrada »

El cromosoma Y del ser humano no ha perdido ningún gen desde hace 25 millones de años.

Posted on Actualizado enn

El hombre de Vitruvio. Obra de Leonardo da Vinci que representa un estudio de las proporciones de la figura masculina.

Por Rubén Fernández.

Hace algún tiempo leí en PLoS Genetics una noticia algo alarmante para mi ego masculino, algo asi como que: ¿Qué hace que un hombre sea un hombre? Desde el punto de vista genético, y dejando de lado el aspecto social de la cuestión, la respuesta es muy simple: el cromosoma Y. Pero un estudio publicado en la revista PLoS Genetics insinúa que se está produciendo una pérdida dramática de los genes de este cromosoma, y que eventualmente podría desaparecer por completo. No hay mucho acuerdo sobre los plazos implicados en el proceso, pero está sucediendo. ¿Esto significa que los hombres estamos en vías de extinción?

Acorde a esta publicación; científicos de la Universidad Penn State habrían descubierto que el cromosoma Y ha evolucionado mucho más rápido que su compañero, el cromosoma X, presente tanto en los hombres como en las mujeres. Lejos de ser una ventaja, esta rápida evolución ha dado lugar a que Y pierda genes a una velocidad que, si se mantiene, podría terminar con la desaparición completa de todo el cromosoma. El trabajo de investigación incluye a la profesora titular de biología Kateryna Makova y la investigadora Melissa Wilson, que publicaron sus resultados en la edición de PLoS Genetics. Desastre total para nuestra genética masculina.
Leer el resto de esta entrada »