Universidad de Rutgers

Mayor supervivencia de células cerebrales si se han hecho esfuerzos intelectuales a corta edad.

Posted on Actualizado enn

Tracey Shors. (Foto: Nick Romanenko / Universidad Rutgers)
Tracey Shors. (Foto: Nick Romanenko / Universidad Rutgers)
Utilizar a fondo nuestro cerebro, particularmente durante la adolescencia, podría ayudar a las células cerebrales a sobrevivir más tiempo, y también afectar positivamente a la manera en que el cerebro funcionará después de la pubertad. Así se deduce de los resultados de una investigación reciente, llevada a cabo por el equipo de Tracey Shors, de la Universidad Rutgers (Universidad Estatal de Nueva Jersey) en Estados Unidos. En este estudio, realizado sobre ratas, se ha comprobado que las células cerebrales recién nacidas en ratas jóvenes que tuvieron éxito en aprender, sobrevivieron mucho más que la misma población de células cerebrales en animales que no lograron dominar la tarea a la que se dirigía el aprendizaje.En esos animales que no aprendieron en el nivel adecuado, tres semanas después de que se crearan las nuevas células cerebrales, casi la mitad de ellas ya habían muerto. En cambio, en los que sí aprendieron, la gran mayoría de células cerebrales aún estaban vivas.Examinando el hipocampo (una región del cerebro asociada con los procesos de aprendizaje) con posterioridad a que las ratas aprendieran a asociar un sonido con una repuesta motora, los científicos encontraron que la inmensa mayoría de las nuevas células cerebrales inyectadas con un tinte unas pocas semanas antes, estaban aún vivas en aquellas ratas que habían aprendido la tarea, mientras que las células de las ratas que no lo habían hecho registraron una notable mortandad. Leer el resto de esta entrada »

Mal de Alzheimer y exposición al DDT, una relación sombría.

Posted on

Soldados estadounidenses demostrando equipamiento para rociar DDT. El DDT fue muy usado después de la Segunda Guerra Mundial para combatir plagas de insectos en campos agrícolas y para matar mosquitos en viviendas y otros espacios de uso humano. En 1972, fue prohibido en Estados Unidos. (Foto: CDC)
Soldados estadounidenses demostrando equipamiento para rociar DDT. El DDT fue muy usado después de la Segunda Guerra Mundial para combatir plagas de insectos en campos agrícolas y para matar mosquitos en viviendas y otros espacios de uso humano. En 1972, fue prohibido en Estados Unidos. (Foto: CDC)
Una investigación reciente revela que en la sangre de pacientes con la enfermedad de Alzheimer, hay niveles significativamente más altos de DDE, un metabolito muy duradero del pesticida DDT, que en la sangre de la población sana.En el estudio, sobre 86 pacientes con Mal de Alzheimer y 79 personas mayores sanas como grupo de control (para compararlo con el primer grupo), el equipo del Dr. Allan Levey, director del Centro de Investigación de la Enfermedad de Alzheimer, dependiente de la Universidad Emory en Atlanta, Georgia, Estados Unidos, y catedrático de neurología en la Escuela de Medicina de dicha universidad, encontró que los niveles de DDE eran 3,8 veces más altos en pacientes diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer que en los sujetos del grupo de control. Tener niveles de DDE situados en el tercio superior de la escala de niveles usada implicaba para la persona un riesgo de sufrir la enfermedad de Alzheimer cuatro veces mayor que el grado de riesgo afrontado por las personas sin DDE.En palabras de Levey, la magnitud de este efecto es sorprendentemente grande, comparable en tamaño al factor de riesgo genético más común vinculado a la Enfermedad de Alzheimer de Inicio Tardío, la forma más común de esta dolencia.El equipo de Levey, Jason Richardson, profesor de medicina medioambiental y ocupacional en la Escuela Médica Robert Wood Johnson, adscrita a la Universidad Rutgers (Universidad Estatal de Nueva Jersey) en Estados Unidos, y Dwight German, del Centro de la Enfermedad de Alzheimer, adscrito a la Escuela Médica del Sudoeste, dependiente de la Universidad de Texas, también identificó un posible mecanismo a través del cual el DDT y el DDE tienen efectos en el cerebro relacionados con el Mal de Alzheimer. Leer el resto de esta entrada »

Premio Abel 2012 para el matemático Endre Szemerédi, teórico de la computación.

Posted on Actualizado enn

Esta noticia me ha llenado de particular alegría. Unos de mis exprofesores en la Universidad de Rutgers ha recibido un importante reconocimiento a su obra científica. Me es importante destacar que este profesor es un ejemplo de modestia y autenticidad, cualidades raras en los predios académicos.  No es solo un científico destinado a crear nuevos espacios del conocimiento, sino también un hombre virtuoso, generoso y amable con los estudiantes. El Premio Abel de este año ha recaído en Endre Szemerédi, del Instituto de Matemáticas Aplicadas Rényi Alfré (Hungría), según ha anunciado la Academia Noruega de las Ciencias y las Letras. El galardón reconoce las contribuciones a la informática y teorías de números de este pionero en las ciencias de la computación.

La Academia de Ciencias y Letras de Noruega ha concedido el Premio Abel 2012 al húngaro Endre Szemerédi (Budapest, 1940), según ha anunciado hoy en Oslo el presidente de esa academia, Nils Christian Stenseth.

Szemerédi es investigador del Instituto de Matemáticas Aplicadas Rényi Alfré (Academia Húngara de Ciencias, Budapest) y catedrático del departamento de Ciencias de la Computación de Rutgers en la Universidad Estatal de Nueva Jersey (EEUU).
Leer el resto de esta entrada »